Corpus de Ediciones de Clásicos Latinos en España (1501-1550)

CECLE

English version
Librero: Dada, Francisco

Información
Nombre: Dada, Francisco
Identificador: BECLaR0184
Datación: 14** - 15**
Comentario: (Medina del Campo y Toledo, fl. s. XVI). Es muy posible que Francisco Dada sea la castellanización del nombre italiano Francesco d’Adda. Este mercader, editor y librero de ascendencia italiana, seguramente fuera originario de alguna localidad de la cuenca del río Adda, en la región de Lombardía y, más concretamente, de alguna población de la provincia de Milán o cercana a esta ciudad.
Germán Navarro Espinach (2017: 171-173) cita el diario de viajes de un anónimo mercader milanés que permite identificar a grandes rasgos cuáles eran las principales colonias milanesas, entre los años 1518 y 1519, establecidas en España y, en concreto, la de la ciudad de Medina del Campo, donde dice que tenían casa algunos florentinos y genoveses, además de otros de origen milanés, a los cuales cita literalmente como “de Milanexi don Francesco d’Ada, don Hyeronimo Piola”.
Francisco Dada, como demuestran diversos documentos, estuvo asentado como mercader y comerciante en Medina del Campo en los primeros años del siglo XVI, junto con otros muchos hombres de negocios milaneses como Alessandro d’Adda (probablemente su hermano o familiar directo) o Gerolamo Piola. En el Archivo de Simancas se guarda, procedente de la Real Cancillería de los Reyes de Castilla, el primer documento donde aparece el nombre de Francisco Dada, fechado en 1501, una “incitativa a petición de Juan Tomás Fanarión, milanés, en nombre de Francisco Dada y de Ambrosio de Vergo, mercaderes milaneses, para que el alcalde de las guardas determine sobre la deuda que tenía con ellos Cristóbal de Berlanga, teniente de la capitanía de Sancho de Rojas, de la venta de ciertos arneses y penachos”. También procedente del Archivo de Simancas, se da cuenta en el catálogo del Archivo General de la Región de Murcia de un extenso documento procedente de la Escribanía Mayor de Rentas y fechado en 1502, que tiene por título: “Relaciones de las cuentas del almojarifazgo mayor de la ciudad de Sevilla y los otros almojarifazgos que se juntaron con él, que fueron Murcia, Lorca, Málaga, Cádiz, Almería, el Condado de Huelva, Gibraltar y Jerez”. Dos veces aparece citado Francisco Dada en este documento: en la “Relación de las mercancías que metió la compañía de Francisco Dada, mercader milanés, en la ciudad de Murcia durante los meses de mayo a julio de 1502, y lo que pagó de renta”, y en la “Relación de las mercancías que metieron Polo de Negro y Francisco Dada, mercaderes italianos, en la ciudad de Murcia durante los meses de agosto y septiembre de 1502, y lo que pagaron de renta”.
Francisco Dada llevaba a Castilla, a través del puerto mediterráneo de Cartagena, grandes cantidades de diversas mercancías, entre ellas textiles, lana, metales, alimentos, mercería y cuero, además de otros productos básicos. Es muy probable que, como Juan Tomás Favario de Lumelo y otros mercaderes italianos, importara papel desde Italia a través del puerto de Cartagena. Varios documentos del Archivo de la Chancillería de Valladolid dan cuenta de sus actividades: de 1505 es un pleito por deudas que Francisco Dada entabla con Juan Tapia, vecino de Medina del Campo. De 1509 es otro pleito “litigado por Inés Fernández de Rincón, vecina de Medina del Campo (Valladolid), con Francisco Dada, mercader, genovés, estante en Toledo, sobre deudas por arrendamiento de unas casas”, lo que viene a demostrar su estancia en Toledo. En 1510 se le identifica como uno de los miembros o participantes en las compañías comerciales italianas que operaban en Granada, en concreto en la sociedad del también milanés Mafeo Gislando o Gistando, como consta en una escritura de pago de ese año conservada en el Archivo de Protocolos de Granada, donde Mafeo Gislando, milanés estante en Granada, actúa en nombre del también nominado mercader milanés Francisco Dada, en virtud del poder que este último otorgó a su nombre para el cobro de diferentes deudas con varios vecinos de Toledo. Dichas cantidades debidas se obligan a pagar en Medina del Campo o en Valladolid en sus ferias de mayo y octubre durante sucesivos años. En el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid se encuentran también referenciados otros dos documentos: el primero procedente de la escribanía de Fernando Alonso, fechado entre 1519 y 1520, sobre el “Pleito de Francisco de Mercado, Antonio Álamos y consortes, dueños y herederos de las casas de la acera de la mercadería de Medina del Campo (Valladolid), con Francisco Dada, mercader milanés, estante en esta vecindad, sobre el aposento de las casas de la mercadería”; y el segundo procedente de la escribanía de Alonso Rodríguez, fechado entre 1523 y 1525, sobre el “Pleito de Francisco Dada, milanés, con Marcos Díez, vecino de Toledo”. Como pone de manifiesto Benito Rial Costas (2021: 106-124), todos estos documentos conservados relacionan las distintas actividades comerciales de Dada entre 1501 y 1525 en Medina del Campo y Toledo.
Queda pues claro que, entre al menos 1501 y 1527, su actividad comercial se lleva a cabo en diferentes ciudades y territorios de la geografía española (predominantemente en Medina del Campo, Toledo y Granada) y, al parecer, también sigue manteniendo intereses y negocios en Milán con algunos de sus familiares, como Raynaldo o Reinaldo Dada o Dadda (también comerciante en España) y con otro Francisco Dada estante en esta ciudad, tal y como aparecen nombrados en diferente documentos, fechados entre 1526 y 1527, e integrados en el Carteggio Visconteo-Sforzesco conservado en el Archivo de Estado de Milán, que tienen por remitente a un Francisco Dada en Medina del Campo y por destinatario a un Francisco Dada en Milán. Podría ser que Francisco Dada viajara con frecuencia a Milán o que mantuviera allí sus operaciones mercantiles bajo su nombre o el de algún familiar con la misma nominación. Con fecha 24 de enero de 1527, consta entre la correspondencia diplomática de los Sforza una letra de cambio emitida desde Valladolid por un tal Pedro García a Francesco d'Adda, mercader en Milán. Cabe también la posibilidad de que en estas últimas fechas (ca. 1526-1527) nuestro mercader milanés decidiera volver a su región natal, pues en el resumen de documentos recogido por Pascual de Gayangos en su edición de 1877 del Calendar of State Papers, Spain correspondiente a los años 1527-1529, se cita, a propósito de la concesión de una pensión real a un tal Jean Lallemand, a un “Francisco Dada (d’Adda), banquero de Milán”, como la persona encargada de su pago.
Francisco Dada participó, junto con Juan Tomás Favario de Lumelo, en la edición de un único libro, pues ambos fueron los mercaderes que costearon la impresión en Burgos del Cancionero de 1505 de Juan del Encina, en la imprenta de Andrés de Burgos, donde se incluye la traducción que el propio Juan del Encina hizo de las Bucolica de Virgilio. No vuelve a aparecer en ningún otro impreso, por lo que parece que su participación en la edición y publicación de libros se reduce a esta sola ocasión, dedicándose más a la importación y venta de mercancías varias, incluidos los libros, y posiblemente al oficio de banquero y mercader en Milán.
Otras denominaciones: Francisco Dadda, Francisco d’Adda, Francesco d’Ada, Francesco d’Adda.
Identificador VIAF
Catálogos: Bibliografía:
- Carteggio Visconteo-Sforzesco, Milano città e Ducato Residui. Carteggio Visconteo-Sforzesco, Milano città e Ducato Residui, pubblicato nella sezione Inventari del sito dell'Archivio di Stato di Milano (indicato con la sigla VS 9)
- Gayangos, Pascual de (ed.) (1871-1895): Calendar of letters, despatches and state papers, relating to the negotiations between England and Spain preserved in the Archives at Simancas, vol. III, Part. 3 (1525-1529), 927-935
- Girón Pascual, Rafael María (2013): Las Indias de Génova: mercaderes genoveses en el Reino de Granada durante la Edad Moderna, 355
- Kellenbenz, Hermann (1970): "Die fremden Kaufleute auf der Iberischen Halbinsel vom 15. Jahrhundert bis zum Ende des 16. Jahrhunderts", 276
- Lapeyre, Henri (1970): "Les marchands étrangers dans le royaume de Valence aux Xve et XVIe siècles", 100-117
- Monga, Luigi (1985): Un mercante di Milano in Europa. Diario di viaggio del primo Cinquecento, 123, 125, 127, 143, 145
- Montalbán Jiménez, Juan Antonio (2003): "El comercio de papel en Cartagena (Murcia) a finales del siglo XVI", 126
- Navarro Espinach, Germán (2017): "El ducado de Milán y los reinos de España en tiempos de los Sforza (1450-1535)", 171-173
- Rhodes, Dennis E. (2004): “Italy and Spain in the Fifteenth and Sixteenth Centuries: Connections in the Book Trade”, 319-320
- Rial Costas, Benito (2021): "Juan Tomás Fabario and the paper trade in early modern Spain or the supply of paper as a new modality of publishing", 106-124

Ediciones de la entidad
Última actualización: 08-05-2021




BECLaR: Biblioteca de Ediciones de Clásicos Latinos en el Renacimiento
x
Esta web usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. Aceptar