Corpus de Incunables de Clásicos Latinos en España
Librero: Lavezaris, Guido de

Información
Nombre: Lavezaris, Guido de
Identificador de autoridades VIAF
Cronología: Génova, ca. 1450-Sevilla, 1508
Comentario: Guido de Lavezaris (también conocido como Guido de Lavezaris, el Viejo) fue el iniciador de una saga de libreros y mercaderes genoveses asentados en Sevilla, cuya actividad está documentada desde 1491 hasta 1508, año en que debió de morir. En la capital andaluza casó con Eugenia de Perea.
Traía papel de Génova y libros de Venecia y otras ciudades europeas. Participó junto con la compañía de libreros sevillanos (integrada por él mismo, el piamontés Lázaro de Gazanis, el pesarense Adrea de Liondedei y el español Juan de Porras) en la edición de diferentes obras impresas en Sevilla por Meinardo Ungut y Estanislao Polono, así como por Juan Pegnitzer y Magno Herbst, entre 1491 y 1501. En este último año también participó en la publicación de libros en Venecia con los impresores Johannes Emericus de Spira y Lucantonio Giunta.
La primera obra financiada, junto con Juan de Porras, por Guido de Lavezaris, el Viejo, fue las Siete partidas (1491) de Alfonso X, con las adiciones de Alfonso Díaz de Montalvo, en la imprenta de Meinardo Ungut y Estanislao Polono. En 1499, los compañeros y mercaderes sevillanos Lázaro de Gazanis y Guido de Lavezaris, junto con el salmantino Juan de Porras, contribuyen a la edición de la traducción al castellano de Antonio Ginebreda de la versión catalana De la consolación de la filosofía de Boecio, impreso, junto con Vergel de Consolación de Jacobo De Benavente, en el taller de Ungut y Polono. En 1500, de la imprenta de Juan Pegnitzer y Magno Herbst, salieron unos Proverbios de Séneca, glosados por Pedro Díaz de Toledo, y a costa de Guido de Lavezaris y Lázaro de Gazanis (CICLE0090). La edición de 1501 del Cancionero de Juan del Encina también fue impresa en Sevilla, de la mano de Guido de Lavezaris y Lázaro de Gazanis, en la imprenta de Juan Pegnitzer y Magno Herbst (CECLE0286). En Venecia, en la imprenta de Johannes Emericus de Spira, se imprimió en 1500 un Missale secundum consuetudinem Segobiensis ecclesiae, bajo los auspicios de Lavezaris y sus socios, y en 1501, también de su mano, vio la luz una edición de las Siete partidas de Alfonso X, en el taller de Lucantonio de Giunta.
Tras su muerte, su hijo Sebastián de Lavezaris continuó con el oficio y negocio de librero, y estuvo activo desde 1508 (de noviembre de ese año es la primera noticia localizada sobre su labor en el mundo del libro) hasta 1532 (fecha de su muerte, pues en julio de ese año, según el testamento otorgado dos meses antes, sus hijos y herederos, Guido y Magdalena de Lavezaris, llevan a cabo el inventario y reparto de sus bienes, incluidos los libros almacenados en su tienda sevillana). No existen datos de la participación de Sebastián de Lavezaris como editor o financiador en la impresión de libros, al parecer dedicándose únicamente al negocio de la venta y distribución de libros desde su librería sevillana. El hijo de Sebastián, Guido de Lavezaris (1512-1582), también conocido como Guido de Lavezaris, el Joven, se hizo cargo del negocio familiar. En julio de 1536, previa escritura de poder, se hace cargo y es responsable, como factor y agente del impresor Juan Cromberger, de las mercancías fletadas por este con destino a América. Tras viajar a Ciudad de México junto con su hermana Magdalena, fijó su residencia en Nueva España, donde se encargará de gestionar los sucesivos envíos procedentes de Sevilla a cambio de una parte de los beneficios. Antes de partir, y por el mismo periodo de cinco años, traspasa sus alquileres y posesiones (incluida la venta de sus libros y herramientas de encuadernar) a Juan Cromberger. Transcurrido el plazo, Lavezaris no volvería a Sevilla, dedicándose a hacer carrera en la administración colonial, incorporándose a diferentes expediciones y conquistas en el territorio americano y, más tarde, embarcándose en la expedición de Miguel López de Legazpi a Filipinas, en la que ocupaba el cargo tesorero de la Real Hacienda. Tras la muerte en 1572 de Legazpi, primer gobernador de Filipinas, Lavezaris fue nombrado segundo gobernador de las islas hasta 1575. Murió en Manila en 1581. No existe ningún indicio que apunte su participación en el comercio del libro durante esos años.
Otras denominaciones: Giudo de Lavezaris el Viejo, Guido de Lavezarijs genoues, Guido de Leazaris, Guido de Leazeris, Guido de Lavegariis, Guido de Labezares, Guido Lavezares, Guido de Lavezares, Guido de Lavaezares
Catálogos:
- CERL Thesaurus, cni00036437
Bibliografía:
- Álvarez Márquez, María del Carmen (2007): La impresión y el comercio de libros en la Sevilla del Quinientos, 67, 73, 88, 89, 122, 124, 126, 131, 134, 140, 201, 217, 225-227, 250-253, 260-268
- Álvarez Marquez, María del Carmen (2009): Impresores, libreros y mercaderes de libros en la Sevilla del Quinientos, t. II, 1, p. 292-293
- Hazañas y la Rúa, Joaquín (1945-1949): La imprenta en Sevilla: noticias inéditas de sus impresores desde la introducción del arte tipográfico en esta ciudad hasta el siglo XIX, 70, 99, 118, 135, 204, 212, 213, 233, 246

Última actualización: 03-04-2021


BECLaR: Biblioteca de Ediciones de Clásicos Latinos en el Renacimiento